Skip to main content
A lo largo de las décadas, hemos avanzado en diferentes materias para el desarrollo
de nuestra sociedad. Una de ellas y de las más importantes, es la sanitización.
Sin embargo, en Chile aún no se ha establecido una cultura de limpieza, un hábito
personal respecto a la higiene.
Por lo tanto, si nosotros aún no tenemos este hábito, nuestros pequeños tampoco.
A continuación hablaremos de los gérmenes que se acumulan en los colegios
y cómo son vectores para transmitir enfermedades.

Colegios como depósito de gérmenes

Decimos depósitos porque los gérmenes no se generan en los colegios, mas bien, estos se acumulan en ellos a causa de los niños. Por ejemplo, un pequeño toca escritorios, libros, alimentos, compañeros, etc. Y si este no se lava las manos después de ir al baño, el germen se transmite por todos lados.

Hay gérmenes que duran desde pocas horas, hasta meses en la superficie. Los colegios en particular tienen lugares muy cerrados, por ende es el hábitat ideal.

Además, los gérmenes no solo se transmiten por las manos, también pueden por muchas partes del cuerpo. Por ejemplo, nuestra saliva de la boca, los pies cuando no tienen un correcto lavado, etc.

Y aquí nos surge la pregunta… ¿Cómo podemos evitar la propagación de gérmenes?

Formas de mantener un lugar libre de gérmenes

En primer lugar, la medida principal en un establecimiento educacional, es contratar una empresa especialista en sanitización de espacios. Deben tener productos verificados y licencias que permitan hacer el trabajo correspondiente.

Mantener un lugar limpio y agradable para los niños  da un buen ejemplo, y no solo a ellos, sino a toda la comunidad.

Ahora, esta medida ayuda a mantener la limpieza del lugar en el que transcurren los niños. Pero… ¿Y los niños?. El problema no se soluciona si no enseñamos un hábito a los pequeños. A pesar de limpiar constantemente las superficies, ellos pasan los gérmenes entre compañeros, por lo tanto, pasan a las familias y se convierte en una propagación a gran escala.

Por eso una cultura de higiene es vital para preservar la salud de nuestra comunidad.

Cultura de higiene y de sanitización.

Según la OMS, el 95% de la población mundial en 2020 no se lavaba las manos. Es una cifra alarmante, por eso esto lo solucionamos con una cultura de limpieza.

Y también, con la responsabilidad de las autoridades pertinentes de contratar servicios de sanitización que , como mencionamos anteriormente, son indispensables a la hora de tener a los niños en un espacio limpio y agradable.

En Ecogestión, buscamos siempre mejorar la calidad de vida de las personas y el planeta.

Conoce más sobre nuestro servicio de

Control de plagas

Control de Plagas
h2o