Sanitización

Medidas preventivas de sanitización para los negocios

By 8 junio 2020 Sin comentarios

¿Te has preguntado qué es sanitización? Es un método de limpieza que se encarga de reducir la carga microbiana en una superficie hasta llevarlo a niveles de seguridad que no generen ningún tipo de peligro para las personas. Generalmente se lleva a cabo por medio de tratamientos químicos o de calor, los cuales ayudan a evitar la proliferación y transmisión de enfermedades infecciosas.

Si bien, existen productos de uso comercial, este proceso debe dejarse en manos de empresas de sanitización, debido a que un uso inadecuado puede generar reacciones alérgicas, irritaciones o hasta intoxicación.

¿Cómo la sanitización protege a tu negocio?
Sanitizar el lugar de trabajo frecuentemente ayuda a disminuir la cantidad de gérmenes antes de que estos se propaguen y se transformen en enfermedades virales. Debemos considerar que algunas bacterias tienen la capacidad de reproducirse cada 20 minutos, si se encuentran bajo las condiciones ambientales adecuadas, por lo que una limpieza profunda es necesaria para controlar su aumento.

La forma más común de transmisión de enfermedades, es a través de superficies expuestas al contacto. Por ello, es importante tomar medidas preventivas de sanitización en puertas, mesas, barandales, camas, instrumentos médicos, utensilios de cocina, sillas, teclados, lavamanos, entre otros.

¿Qué son las medidas preventivas de salud?
Son acciones que se implementan ya sea para evitar el contagio de alguna enfermedad, detectar y tratar afecciones en su etapa inicial, o para controlar los efectos posterior a su tratamiento. La sanitización está considerada dentro de las medidas preventivas de salud primarias, por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que protegen la salud, antes de que se produzcan afecciones, eliminando factores de riesgo en el medioambiente.

Tratamientos para prevenir y desinfectar las empresas
Sanitización con ozono
El ozono es un desinfectante y antiséptico eficaz para eliminar hongos, virus y bacterias. Para obtener óptimos resultados, tiene que realizarse en espacios bien cerrados. Tienen una acción rápida, no deja residuos y no es dañino para las personas ni para el ambiente.

Sanitización con vapor
Mediante la aplicación de altas temperaturas, el vapor se deshace de agentes patógenos. También ayuda a esterilizar, remover aceites y grasas, y a recuperar el aspecto original de las superficies. Al igual que el ozono, es un proceso inocuo, permitiendo reutilizar los espacios y artículos de trabajo de forma inmediata.

Sanitización con químicos
Suelen aplicarse en altas concentraciones con apoyo de agua caliente y a presión. Entre los más comunes están los compuestos de cloro, los alcoholes, los compuestos de amonio, los sulfatos de potasio, el dióxido de cloro y el ácido peracético. Todos se caracterizan por ser amplio espectro, es decir, atacan un gran número de bacterias. Su manejo debe hacerse bajo cuidados extremos, especialmente por empresas de sanitización.

Importancia de su implementación en negocios
La sanitización en farmacias, clínicas, supermercados, bancos, empresas de delivery, entre otros, es indispensable al ser espacios donde hay un constante tránsito de personas. Las tazas de los baños, las manijas de las puertas, los anaqueles para la organización de productos, los muebles y artículos de oficina, son superficies que guardan gran cantidad de bacterias, convirtiéndose en factores de contagio.

Leave a Reply